UNA OCURRENCIA DE PEDRO ANTONIO DE ALARCÓN

Por casualidad, en el libro «La Granadina» (Los libros de DON ÁLVARO TARFE, Núm. 2; Edit. Don Quijote),  del escritor realista Pedro Antonio de Alarcón (Guadix, 1833-Madrid-1891), cuya obra más famosa es «El sombrero de tres picos», me topo con esta perla que no me resisto a transcribir:

“Cierto que algunas veces el esposo maltrata a la esposa, le pega y hasta la mata, pero nunca la desprecia… ¡Es que el pobre hombre tiene celos, o es, más generalmente, que de vez en cuando se le ocurre, como a los pueblos, sacudir la tiranía! Empero el tirano (quiero decir, la mujer) aguanta el pujo; deja pasar la tormenta, y vuelve a imperar sobre el rebelde…, que entonces las paga todas juntas. Vemos así que muchas mujeres de la clase y condición en que funcionan las manos o la vara del marido, suelen quejarse amargamente de que este haya renunciado por completo a sacudirles el polvo; pues entonces es cuando se creen verdaderamente destronadas…”.

(Pág. 28)

Anuncios

2 comentarios el “UNA OCURRENCIA DE PEDRO ANTONIO DE ALARCÓN

  1. Jose dice:

    Cómo ha cambiado el cuento, verdad?
    Te ha faltado poner abajo de todo el teléfono 016…

  2. Araceli dice:

    Y este individuo, por llamarle algo que no suene muy ofensivo, pues me apetece destapar la caja de los insultos, tiene la calle más concurrida de Graná. ¡que fuerte!
    Gracias Carmen por ilustrarnos sobre “los magníficos e importantes señores a los que rendimos honor con una calle”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s