PODER DE LA PALABRA

 

…Porque las palabras, las más grandes y significativas, encierran en sí una fuerza de expansión, una potencia irradiadora, de mayor alcance que la fuerza física inclusa en la bomba, en la granada. Por ejemplo, cuando los revolucionarios franceses lanzaron desde lo alto de las ruinas de la Bastilla al mundo entero su lema trino: libertad, igualdad, fraternidad, estos tres vocablos provocaron, no en París, no en Francia, no en Europa, sino en el mundo enero, una deflagración tal en las capas de aire de la historia, que desde entonces millones de hombres vivieron o murieron por ellos o contra ellos; y ellos siguen haciendo vivir o morir hoy día. Ha percibido el hombre moderno, quizá un poco tarde, acaso todavía a tiempo, que las palabras poseen doble potencia: una letal y otra vivificante.

PEDRO SALINAS, Aprecio y defensa del lenguaje

Anuncios

2 comentarios el “PODER DE LA PALABRA

  1. Jose dice:

    Un dato curioso que además, me parece sumamente interesante, es la instauración del tuteo a raíz del grito “libertad, igualdad y fraternidad”. Fue así como el tuteo acercó a los hombres y los hizo más iguales… Lo recordé de una entrada en el blog “Curistoria” al que sigo desde hace tiempo…

    http://curistoria.blogspot.com/2010/03/napoleon-la-politica-y-la-revolucion.html

  2. drigutcar dice:

    Gracias por el dato; curiosearé por ese blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s