YASUHI

Me llega la propaganda de un artilugio de defensa personal que acaba de salir al mercado, su nombre comercial es «yasuhi», y consiste en una especie de malla protectora invisible que se activa y nos avisa, mediante una luz verde, ante cualquier situación de emergencia detectada por el subconsciente.
La ventaja con respecto a los sistemas tradicionales de defensa, la máscara o el blindaje, consiste justamente en que el individuo lo usa voluntariamente, y lo desactiva cuando quiere, con lo cual no corre peligro de generar respuestas automatizadas ante dichas situaciones.
Además, dispone de diferentes grados de intensidad que van desde el uno, en la escala inferior, hasta el cuatro, que implica protección total, según la gravedad de la circunstancia a lo que nos debamos enfrentar.
Así que si lo usamos, la ventaja que tiene es que una vez superada con éxito cualquier situación comprometida, una comida de trabajo, la enésima bronca matrimonial de la semana, ese trayecto de metro obligado con el mismo pelma que siempre se te pega, esa amiga que te pone de los nervios pero que no se entera y no para de llamarte por teléfono y de dejarte mensajes, lo desactivamos y ya está.
Leo y releo las instrucciones.
La verdad es que a mí, que vivo encerrada en una especie de búnker del que la mitad de los días ni me acuerdo de salir, no me vendría nada mal utilizar un artilugio como este con el que podría empezar a poner en práctica las recomendaciones de mi terapeuta, toda esa monserga de que aprenda a ser yo misma, olvide mis miedos, y me atreva a prescindir de las defensas que sigo utilizando sin necesidad.
A partir de ahora ser yo misma consistirá en hacer algo tan fácil como apretar un botón.
Lo malo, pienso yo, es si se me olvida, y me paso el día entero con la malla invisible puesta, y vuelvo a las andadas.
De todas maneras, como el aparato viene con una garantía de un año, con probar no pierdo nada.
Lo venden en Tele Tienda, vale 60 Euros y se puede pagar en tres cómodos plazos con la tarjeta de El Corte Inglés.
Así que, decidido, nada más que acabe de escribir esto, me lo encargo.

Anuncios

2 comentarios el “YASUHI

  1. Concha dice:

    Hija de mi vida ¡que envidia de imaginación!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s