JUGAR CON FUEGO

A pesar de ese consejo tan sabio de «No juegues con fuego», hoy me he aventurado a hacer cambios yo solita, por mi cuenta y riesgo, en la configuración de mi blog.
El caso es que a mí la cabecera me la ha diseñado mi amigo Jose, que entiende un montón de informática y de fotoshop, y que es una de las mejores personas que conozco, y yo ya estoy habituada a abrir mi página y encontrarme con esa mano roja, símbolo quizás de todos los silencios de mi vida que pugno por romper.
Pues bien, esta mañana, relajada, después de estos días de apresurado ajetreo, me dispongo a experimentar y a intentar averiguar para qué sirven todas las opciones del menú.
Y como resultado, un desastre. En un momento se volatilizaron las manos (que no volví a encontrar), y fueron sustituidas por unos tomos de colores encuadernados como los falsos que sirven de adorno en las librerías de las tiendas de muebles.
Y solo de pensar que alguien estuviera accediendo a la página en ese momento y la viera con ese aspecto tan lamentable, me ruborizaba hasta la punta de las orejas.
Acerté por fin a eliminar esa cabecera, pero entonces se me quedó una página demasiado sobria, con los títulos en negro, como de luto, que no me sugería ni me inspiraba nada.
Eran las once de la mañana, y supuse que Jose estaría ya levantado, así que, con cierta reserva, amparada en que se trataba de un caso de emergencia, lo llamé, y él, al instante, supo solucionar mi problema.
Y por fin pude volver a tener mi mano roja dispuesta a la venganza literaria.
Ahora Jose quiere que elija una foto para el fondo, e insiste en que a mi blog le iría bien una imagen.
—Busca un tema.
No sé, el mar, la luna, las almas solitarias.
Y cuando me decida, si no me canso antes de esta actividad, se la enviaré, y él se encargará de hacer todos los retoques necesarios para que mi blog mantenga el mismo aspecto juvenil e ilusionado del primer día.

Anuncios

Un comentario el “JUGAR CON FUEGO

  1. Jose dice:

    Hola Carmen, menuda sorpresa encontrarme como protagonista en uno de tus “posts”… 🙂

    Bueno… después de leer esta entrada, se me ocurren tres cosas por contestarte y hacerlo además por aquí, a “vox populi”… La primera es que muchas gracias por tus palabras, pero… creo que me valoras en exceso… 🙂 La segunda es que estoy aprendiendo a ver todas las cosas positivas de todo lo que quizás pueda ser negativo… Para explicarte esto, qué mejor que utilizar un Koan que dice “Mi casa y mi tejado han ardido; ahora nada me impide ver las estrellas”… Hablas de fuego y yo también… La enseñanza del Koan, como casi siempre, será algo subjetivo y yo podría mostrarte la mía, solo que muy posiblemente, no te serviría… 🙂 Y la tercera y última sería referente a la imagen de fondo para tu blog y que has comentado aquí también… Sigo pensando lo mismo y sé que tú sigues pensando lo mismo, que no cambiará en el pensamiento de ninguno de los dos, pero… hasta que lo veas, recuerda la frase de aquél maravilloso anuncio en el que Bruce Lee era protagonista… “Be water my friend”… Pues eso, déjate fluir y verás como lo de la imagen tiene su puntito también…

    Ya sabes que soy un incondicional y que siempre te leo.. así que sobre esto, no puedo añadir mucho más… 🙂

    Muchas gracias a ti, siempre…

    🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s