FACEBOOK

Al principio de estar en Facebook, la mayoría de mis amigos virtuales eran los mismos que los de la vida real, y yo no comprendía qué interés podía tener comunicarme con ellos de esa forma, cuando podíamos llamarnos por teléfono y quedar citados.
Hasta que poco a poco me fui aclarando, y empecé a entender que no tenía por qué tratarse de publicar tu vida ni de decir en público lo que es preferible decir en privado, sino que en tu muro podías colgar artículos, libros, poemas y enlaces interesantes a los que tus amigos podrían tener acceso, y a ti también te podrían llegar los que ellos colgaran en el suyo.
Una vez comprendido esto, de lo que se trataba era de hacerme amiga de gente cuyos intereses a priori pudieran coincidir con los míos, y tener acceso a toda la información que ellos quisiesen compartir.
El siguiente paso era poseer una agenda llena de amigos virtuales (a los que nunca había visto, y a los que probablemente nunca fuera a conocer), cuantos más mejor, solicitando amistad a los amigos virtuales de tus amigos virtuales, y a los amigos virtuales de los amigos virtuales de tus amigos virtuales, y así ad infinitum.
Y lo conseguí.
El único problema es que a fecha de hoy mi muro parece una estación de tren tan abarrotada que no te puedes ni mover, y nada más entrar lo único que deseas es salir de allí cuanto antes, aunque pierdas el tren y no tengas derecho a reclamar la devolución del importe del billete.

Anuncios

4 comentarios el “FACEBOOK

  1. Jose dice:

    Pues me debo estar haciendo muy mayor… pero no le acabo de coger el puntito al “caralibro” ese…

    Y seguro que la entrada de hoy es porque a primeros de año, has pensado en hacer limpieza en el facebook… Si es que te estoy viendo… 🙂

  2. Isaac prieto caballero dice:

    Desde que me comunicaste la existencia de estas tus reflexiones diarias soy un incondicional.
    Me recuerdan a aquellas meditaciones que en los años de mi juventud llamaban ” las buenas noches”, punto importante en la pedagogía de Don Bosco. Cada día al encender el aparato me digo “a ver qué punto de mira me ofrece hoy Carmen”.Y a por ello.
    Apùntame entre la multitud curiosa que espera atenta en tu virtual estación.
    Un abrazo
    isaac

  3. drigutcar dice:

    Gracias Isaac, bienvenido, y encantada de tenerte entre mis lectores.

  4. Algo parecido me ocurre a mí: tantas cosas interesantes de amigos de amigos de mis amigos que no doy a basto. Al final paso por el muro como el que hojea un periódico mientras toma café.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s