EN EL MERCADO

Me gusta comprar en la plaza, y siempre que puedo me acerco.
La mayoría de los vendedores son muy amables y se desviven por atenderte bien.
─¿No le hará falta a usted un poquito de perejil? ─me pregunta Paco, el frutero, después de despacharme.
─Pues sí, no había caído.
El de la recova se llama Antonio, y es todo un filósofo; a veces me trae piñones o almendras de su pueblo, para que los pruebe.
Iba yo hoy cargada con dos libros.
─¿De qué son?
─De poesía, seguro que no te interesan.
Los ojea.
Borges, Juan Ramón.
─Pues yo ni sé el tiempo que hace que no leo; en mi casa tengo un montón de libros sin estrenar, todavía con el plástico puesto. A propósito, ¿a ti te gusta J. J. Benitez, ese del «Caballo de Troya»?
─No lo conozco.
─Es que yo lo leí hace tiempo, y me pareció un rollo. Mira, yo tuve en 7º de E.G.B. un profesor de Lengua estupendo, muy duro, que me obligó a leer y a hacer comentarios de texto. Gracias a él leí «El principito».
Después me he parado en otro puesto a comprar queso de Cabrales para hacer una salsa, y mientras espero mi turno escucho a dos señoras delante de mí.
─Pues fíjate ─dice una─, ahora van a empezar a hacer los cursillos prematrimoniales.
─¿Cursillos prematrimoniales después de que llevan dos años viviendo juntos?
El tono de la pregunta es socarrón, y a mí me parece que vale por todo un tratado de sociología.

Anuncios

Un comentario el “EN EL MERCADO

  1. Pilar dice:

    Las visitas a los mercados siempre me han encantado… por no hablar de comprar.
    Tenemos pendiente una buena ruta a los mercados de Sevilla..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s