CLASES

Hoy han faltado muchos alumnos, unos de excursión, otros enfermos, y otros, ausentes, por el morro.
En un 2º hablamos de «Archisílabos»; les paso un artículo de Aurelio Arteta, y discutimos su uso; Carlos los ve bien, dice que la lengua tiene que evolucionar, y Marta (que por cierto, hoy, ya ayer, es su cumple, ¡Felicidaaades!), en Facebook, se ha inventado una nueva palabra, “inactividosa”, para referirse a ella misma.
Sale a colación un libro de mi adolescencia: «El Manantial», de Ayn Rand. Yo también, como Dominique, me hubiera enamorado de Howard, tan individualista, y tan en las antípodas de cualquier corrección política pasada y presente.
En otro 2º toca Valle, «Luces de Bohemia»: ─Los héroes clásicos han ido a pasearse al callejón del gato. ─¿Conocéis a Edipo, el del pie deforme? Tuvo hijos con su propia madre y se arrancó los ojos. ¿Visteis «Incendio»? Es una adaptación moderna de ese mito.
A los de 3º les digo que se me está secando el ingenio, y que me sugieran temas para las entradas de mi blog. ─Lo que tiene usted que hacer es sacarnos a nosotros. Daniel me pregunta que a qué hora meto mis entradas, y a Carlos le parece muy difícil, un blog de mayores. A Silvia y Ángela, dos gemelas, me cuesta trabajo entenderlas, no vocalizan. ─Es que somos de Madrid ─me aclaran; ─¡Ah!, pues yo creía que los que hablábamos mal éramos los andaluces; y Lucía también se ha contagiado: ─Es que somos amigas desde chicas. En cuanto digo que vamos a corregir oraciones en la pizarra, Francisco, siempre el primero en la línea de salida, va corriendo a buscar tiza. Después, hay que pedir la vez, como en el pescadero: Eloy, Andrea, Macarena, Carmen. Al acabar la clase les pregunto que qué es la felicidad para ellos: ─Ser rico; comer bien; no tener problemas, (¡Bravo, Carmen!, por sabia). Y Ángela se me acerca y me habla del Dalai Lama, y me dice que yo transmito paz, y que parezco feliz.
Y me marcho contenta.
Hasta mañana.

Anuncios

2 comentarios el “CLASES

  1. Jose dice:

    Muy bonita la entrada de hoy Carmen… Ya veo que tienes la suerte de poder hablar con tus musas… y con tus “musos”… 🙂

    Leyendo sobre la felicidad me he acordado de dos cosas:

    La primera, un libro que leí hace muchos años, recomendado por una profesora que tuve y que se titula “La conquista de la felicidad” de Bertrand Russell…

    La segunda, una frase célebre del pintor alemán Paul Klee, que decía “Ser feliz, significa poder percibirse a sí mismo sin temor”…

    Buenas noches…

  2. rosa maria dice:

    ¿que tal para la felicidad la plenitud de cada pequeño instante? ó dicho de otra manera vivir con consciencia ese instante? Animo a intentarlo, siendo consciente se saborea cualquier cosa de una manera deliciosa, yo estoy en ello.
    saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s