LAS SETAS

En la primavera del año pasado, se inauguró en Sevilla, en la céntrica plaza de la Encarnación, un edificio, el Metrosol Parasol, popularmente conocido como “Las setas”, cuyo coste, 86 millones de euros, superó con creces la cantidad presupuestada inicialmente, y cuya construcción ha dividido el ánimo de los sevillanos.
Los detractores opinan que el edificio es horroroso y de nula utilidad, y que, por estar situado en pleno casco histórico, supone una agresión más a la estética tradicional de la ciudad.
Por el contrario, sus defensores argumentan que “Las setas” constituyen, igual que la torre Eiffel en su momento en Paris, un pasaporte de la ciudad hacia el siglo XXI y la modernidad.
Y entre tanta polémica, el sitio, antes casi en desuso, se ha convertido en un lugar de encuentro para los sevillanos, donde se han celebrado, por ejemplo, todas las asambleas del 15-M, y en un reclamo turístico más, junto a la catedral, la Giralda y los Reales Alcázares.
En cuanto a mí, “Las setas” no me convencen, no por su vanguardismo, sino por su escasa estética y funcionalidad, aunque ya me voy acostumbrando a ellas.
La escritora canadiense Alice Munro escribió el libro recientemente publicado en España «La vida de las mujeres» («Lives of Girls and Women»), en 1971, cuando ella tenía 40 años, y en él encuentro estas palabras de la protagonista, Del Jordan, acerca de su madre:
«¿De dónde sacaba esa inquietante información sobre el futuro? Se anticipaba ilusionada a una época en que las ciudades como Jubilee serían reemplazadas por cúpulas y setas de hormigón, con rutas aéreas móviles que las comunicarían entre sí, y el campo estaría subyugado y domesticado para siempre bajo amplias y extensas cintas de pavimento.»
Ignoro si el arquitecto berlinés Jürgen Mayer, autor del proyecto del Metropol, conocería estas palabras cuando lo diseñó.
En cualquier caso, y afortunadamente, Sevilla aún no ha desaparecido, y los sevillanos, cuando vamos al centro, nos seguimos paseando por sus calles de toda la vida, Sierpes, Francos, La Campana, y ya en La Encarnación, y pasando bajo ellas, no por encima, nos topamos con “Las setas”.

Anuncios

4 comentarios el “LAS SETAS

  1. Marta dice:

    Del 15-M Carmen, del 15-M. El 11-M es el atentado en Madrid.

  2. Javier Hurtado dice:

    Vivimos en el imperio de los horteras y ahora todos los políticos quieren tener su edificio “moerno” y vanguardista.

    Así vamos.

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s