CON VILA MATAS EN SEVILLA

Sí, ayer acudí a la presentación de su última novela, “Aire de Dylan”, en la biblioteca “Infanta Elena”, en una sala llena hasta la bandera. Llegué tarde, y aunque de pie, el tiempo se me hizo corto escuchando anécdotas y sabias reflexiones acerca de la literatura, cargadas de ironía y de sentido del humor.
Habló de su vocación por el fracaso, y de un congreso sobre este mismo tema al que había sido invitado en Suiza, y que está en el origen de su actual novela; de cuánto temió al acabarla la reacción tremebunda de algunos críticos, los mismos de hace treinta años, defensores de un tipo de literatura más tradicional; de que si entendiera de camiones, no tendría inconveniente en escribir sobre camiones; del talento, del talante, y del estilo del escritor; de su reputación como gurú literario; de sus entrevistas inventadas (a Marlon Brandon, por ejemplo), y reales (a Dalí); de la película “Tres camaradas”, cuyo guión escribió, entre otros, Scott Fitzgerald, al que él atribuye la frase: “Cuando anochece siempre necesito compañía”; de que cuando lees a Kafka o a Chejov, siempre te sientes kafkiano o chejoviano, porque esa es la condición de los grandes escritores, hacernos partícipes de su mundo; de que a los quince años descubrió a la Generación del 27; de que estaría bien que los escritores nos hablaran de sus fracasos, porque ellos son los únicos que los conocen; de que la escritura es para él una fuente de felicidad y no de amargura; de que había leído una excelente novela, “La soledad del lector”, de David Markson, construida a base de fragmentos y de citas.
Salí de allí dispuesta a comenzar a leerlo y a compartir su mundo nada más llegar a casa.

Anuncios

5 comentarios el “CON VILA MATAS EN SEVILLA

  1. Está bien esa variante de “Siempre que oscurece necesitamos a alguien” para proseguir reinventando nuevos autores de esta frase…ad infinitum.
    Gracias por el texto.

  2. drigutcar dice:

    “Cuando oscurece, siempre pienso en la frase y necesito a alguien; no puedo ya eliminar la presencia de esa frase, tiene un gancho especial; no siempre cada día, pero todos tenemos una cierta melancolía con el atardecer, y esa frase se me ha quedado grabada, y no sé quien la escribió”. Enrique Vila Matas

  3. Antonio dice:

    Me encantó verte. Siempre tan silenciosa y saliendo del silencio como quien lo ha observado todo sin ser vista. Enrique Vila-Matas es un escritor de los que no hay tantos. Desentraña el sentido de la literatura como lo hizo Borges o también Italo Calvino. Joven para maestro y viejo para descubrimiento. Tengo amigos que dicen que ha perdido como escritor al dejar de beber, pero del otro modo no llegaba a ninguna parte ya. Y es, además, extraordinariamente fiel como amigo. Un lujo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s