CERRAR PODRÁ

AMOR CONSTANTE MÁS ALLÁ DE LA MUERTE

Cerrar podrá mis ojos la postrera
sombra que me llevare el blanco día,
y podrá desatar esta alma mía
hora a su afán ansioso lisonjera:

mas no, de esotra parte, en la ribera,
dejará la memoria, en donde ardía:
nadar sabe mi llama la agua fría,
y perder el respeto a ley severa.

Alma a quien todo un dios prisión ha sido,
venas que humor a tanto fuego han dado,
medulas que han gloriosamente ardido,

su cuerpo dejará, no su cuidado;
serán ceniza, mas tendrá sentido;
polvo serán, mas polvo enamorado.

Don Francisco de Quevedo

Decía Dámaso Alonso que este era el soneto más hermoso de la literatura española.
Difícil, eso sí, porque en él resuena de forma muy condensada toda una tradición clásica sobre la expresión del amor.
Su título lo dice todo: podrá llegar la muerte y llevarme al otro lado de la ribera, pero cuando ya no quede nada de mí, ni venas, ni médula, el alma, donde el amor ha vivido, seguirá amando, y mis cenizas tendrán sentido, y cuando se conviertan en polvo, “polvo serán, mas polvo enamorado”.
Desde joven, me sé este poema de memoria y me lo habré repetido cien mil veces con fervor; aunque entonces puede que lo entendiera menos que ahora, y lo sintiera más.
Pero en cualquier caso, me sigue arrebatando esa secuencia de palabras que solas se bastan para crear la realidad de un amor que sabe vencer la ley severa de la muerte.
Aunque no exista.

Anuncios

2 comentarios el “CERRAR PODRÁ

  1. Jose dice:

    Hola Carmen.

    Muy buena entrada, como siempre…

    Me ha recordado la letra de una canción de Franco Battiato que se titula “El Cuidado”…

    Si hablamos de amor, para mí es la canción de amor “perfecta”, pues no habla de algo que hable en forma egoísta como cualquiera amor, en el “yo siento”, sino que habla de la otra persona…

    “Te protegeré de los miedos a la hipocondría,
    de los transtornos que desde hoy encontrarás por esta vía.
    De las injusticias y las mentiras de tu tiempo,
    de los fracasos que por tu talante facilmente atraerás.
    Te aliviaré del dolor y de tus cambios de humor,
    de la obsesión que hay en tus manías.
    Superaré las corrientes gravitacionales,
    el espacio y la luz
    y envejecer no podrás.
    Te curarás de cada uno de tus males,
    porque eres un ser especial,
    y yo siempre te cuidaré. (…)”

    Creo que es mejor escucharla… Y con esto, damos un salto en el tiempo desde Quevedo a Battiato, pero ambos terminan diciendo lo mismo…

  2. Javier Hurtado dice:

    Menudo sonetazo del Quevedo, siempre fue mi preferido, de acuerdo totalmente el más intenso, lo malo es que mucha gente no acaba de entenderlo y no sabe disfrutarlo.

    Estupendo. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s