A CIEGAS

A pesar de que con los años vas acumulando decepciones, siempre deseas que la vida te brinde otra oportunidad de amar, porque piensas que de algo te tiene que servir la experiencia; que, al fin y al cabo, algo habrás aprendido en ese tiempo, y que no vas a tropezar de nuevo en la misma piedra. Y cuando por fin sucede el milagro, salta la chispa, y te vuelves a enamorar, compruebas que no hay receta, que nada de lo anterior te sirve, y que te toca caminar a ciegas y partir de cero otra vez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s