RISA

La realidad se ha convertido en una película de miedo. Da miedo levantarse y poner la radio, leer los periódicos, o ver la televisión. Nos quieren acojonar. Y lo están consiguiendo. Hasta a la hora del café la gente habla de crisis. Como si no hubiera otro horizonte en la vida, como si de pronto hubiesen desaparecido las puestas de sol, el amor, la buena literatura, o la amistad.
Ahora bien, yo, como Voltaire en “Cándido”, propongo que, ante la estupidez del mundo, nos quedemos en casa a cultivar nuestro jardín.
Y reírnos. Abiertamente o por lo bajini; procaz o irónicamente; pero reírnos de todo este circo que nos están montando los payasos de la política, y de las agencias de calificación, y de los bancos.
Me podréis bajar el sueldo, dejarme sin trabajo, sin escuela pública ni sanidad, mientras que vosotros os paseáis por el mundo con vuestros indecentes salarios, pero ni aún así vais a conseguir que os tome en serio y que me deje de reír.
Estaría bien que una gran carcajada atronara el mundo, y que el director de orquesta fuese un payaso profesional.
Creo que en Italia alguien ha tenido ya la misma idea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s