EL REPORTERO IMPECABLE

En estos días, se publica en España, por la editorial Alfaguara, “Vida de un escritor”, el último libro del afamado reportero norteamericano Gay Talese, considerado por Tom Wolfe el padre del Nuevo Periodismo. Gay echó los dientes entre costuras, en la sastrería que su padre, nacido en Calabria, tenía en Nueva Jersey, en el barrio de Ocean Drive, donde confeccionaba ropa a medida mimando hasta el más mínimo detalle para que el resultado final fuese impecable. Los clientes entraban y salían, y, entre prueba y prueba, hablaban de sus cosas, de la madre que había perdido a un hijo en la guerra, o del precio imposible de la mantequilla, de las que Gay, que a la vuelta del colegio hacía de chico de los recados, se iba empapando. Más que la Universidad, esta fue la escuela donde él afinó y refinó su espíritu de observación, la que determinó que pasado el tiempo se convirtiera en un periodista al que le interesaba más lo que se cocinaba en la trastienda y lo que no se ve, que las grandes noticias destinadas a los titulares. En un combate de boxeo, antes que al boxeador, él prefiere entrevistar al tipo que toca la campana anunciando el fin de cada asalto, que es el que ha presenciado decenas de éxitos y de derrotas, y el que sigue allí cuando el público se marcha y se apagan las luces; y en las estrellas, ya sean del deporte o de la música, solo repara cuando ya están fuera del foco de la actualidad; por cierto que Gay jamás utiliza grabadora. Por lo demás, su prosa es brillante, de altos vuelos, y al igual que Truman Capote convirtió una crónica periodística en una novela en “A sangre fría”, cada artículo suyo alcanza la categoría de relato literario. Su elegancia es proverbial. «Somos periodistas, vamos en busca de la verdad, hacemos un trabajo importante. Tenemos que respetar el ceremonial de las cosas importantes. Hay quien pensará, viéndome vestir así, que soy un viejo loco, pero yo para trabajar de periodista me visto como si fuera a una boda o tuviera mi primera cita con una chica bonita.» En cierta ocasión, la revista “Esquire” le hizo el encargo de realizar un perfil de Frank Sinatra, personaje al que nunca pudo entrevistar y al que siguió durante tres meses, después de los cuales escribió “Frank Sinatra está resfriado”, reportaje que es hoy todo un clásico del periodismo.

http://es.scribd.com/doc/26113721/Frank-Sinatra-esta-resfriado-PDF

Anuncios

Un comentario el “EL REPORTERO IMPECABLE

  1. Muy interesante, Carmen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s