SI LÁZARO LEVANTARA LA CABEZA

Hoy me proponía reflexionar sobre un fenómeno frecuente cuando se escribe, al menos en mi caso, que consiste en que algunas palabras parecen imantadas, y atraen fatalmente a otras de su misma familia léxica produciéndose así un poco elegante efecto de cacofonía. Yo ando siempre a su caza y captura, si bien es verdad que se me resisten y ponen un particular empeño en disimular su presencia, como si temieran separarse; pero, en cuanto las detecto actúo sin compasión, e inmediatamente pongo remedio al desaguisado dándole un giro a la frase o sustituyéndolas por sinónimos.
Y en estas andaba, dándole vueltas al asunto, cuando de pronto me topo con el librito “El nuevo dardo en la palabra”, de Lázaro Carreter, y me pongo a hojearlo por si me aclara algo. Pero no; parece que no hay suerte. En cambio, sí encuentro un artículo suyo del 2003 titulado “Con los deberes hechos”, que me llama mucho la atención por hablar de la fecha en que estamos, “la rentrée”, la vuelta de vacaciones, cuando a todos nos toca ponernos las pilas y empezar “a hacer los deberes”, como los niños; ya que, en efecto, es esta una expresión propia del lenguaje infantil adoptada por los adultos, y de la que, según Lázaro denunció, se abusaba cada vez más. Y se sigue abusando, pienso yo, porque no hay más que escuchar a Rajoy o a Luis de Guindos cuando vuelven tan contentos de Bruselas (donde, por desgracia, no se plantan), porque traen los fatídicos “deberes” hechos.
Pero mejor le cedo la palabra a Lázaro y reproduzco parte de su artículo.
«Ya estamos todos. Hemos vuelto al pie de la misma montaña, la del año pasado, la del anterior, la del anterior… Hay que subir empujando la peña, aún sabiendo que rodará otra vez. Debemos descansar de las estúpidamente llamadas “bien merecidas vacaciones”. Desde fines de junio, sacan por la tele kilómetros de parálisis motora rumbo a la playa, que aguarda llena de mosquitos, plásticos y rayos ultravioleta. Pero, según digo, hemos regresado y ya estamos completos: las tiendas han abierto, y es posible cortarse el pelo, encontrar los quioscos expeditos, y hasta enfermar y hallar a los médicos con las batas puestas. Debemos, pues descansar del descanso currando y dando cada uno su propio callo. Yo habré de pasar este otoño, la más noble estación, sumido en compromisos intempestivos. Y de momento, he de hacer diversos deberes. Palabras estas últimas que repiten un tic convulsivo de moda: apenas alguien ha concluido una actividad corta o larga, se dice de él o lo dice él mismo que “ya ha hecho los deberes”.
Es bien sabido que tal expresión procede del lenguaje infantil; la emplean los niños al caer la tarde, apenas cierran el cuaderno y desean ver la tele. A algún adulto se le ocurrió usarla con ánimo jocoso y fue ocurrente la invención. Pero ha venido después un tropel de secuaces que la repiten con gracia melindrosa y pueril, como ese grave señor, tal vez subsecretario, tal vez ejecutivo de una multinacional, con barbita recortada y gafas; o esa presentadora de televisión sin lo uno ni lo otro, anunciando que, desde el poco hacer, se van a arrojar al “dolce non far niente”, porque “ya han hecho los deberes”. Lindo pero cargante, y señal de hipotálamo afectado.»

Anuncios

Un comentario el “SI LÁZARO LEVANTARA LA CABEZA

  1. Pedro dice:

    Carmen,observo que eres una entusiasta de Lázaro Carreter,porque te gusta poner las palabras en el sitio y espacio que corresponde.Me gusta bastante tú bloc,no soy entendido en la materia como ya sabes.Pero repito, he leido con mucho entusiasmo todos los comentarios sobre,Filosofos, Escritores y casos Historicos, un saludo…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s