EN EL CORAZÓN DE DONNAFUGATA

“Un palacio del que se conocen todas las habitaciones no constituye una morada digna”, dice don Fabrizio, Príncipe de Salina, en «El Gatopardo».
Y lo decía a ciencia cierta, sabiendo de lo que hablaba, porque en el suyo de Donnafugata había cantidad de aposentos que hacía lustros que nadie visitaba, y que los jóvenes enamorados Ángelica y Tancredi se dedican a explorar, jugando al escondite, persiguiéndose por larguísimos y estrechos corredores llenos de recodos que los llevan a habitaciones fantasmales llenas de telarañas donde ambos, en el colmo de la excitación, gozan tanto con el deseo como con su represión.
Y en esta especie de persecución onírica, en días que serían los más dichosos de sus vidas, se encuentran de pronto, en el fondo de un armario, una serie de extraños objetos: “un manojo de pequeños látigos, azotes de verga de buey; algunos tenían mango de plata, otros estaban cubiertos hasta la mitad por graciosos forros de seda muy gastada, blanca con rayitas azules, en las que se veían tres filas de manchas negruzcas; instrumentos metálicos de uso desconocido”.
“Tancredi sintió miedo, hasta de sí mismo; se dio cuenta de que había llegado hasta el núcleo secreto, al centro de irradiación de los impulsos carnales del palacio. «Vámonos, querida, aquí no hay nada interesante.» Cerraron bien la puerta, bajaron en silencio la escalera, corrieron de nuevo el armario; el resto del día los besos de Tancredi fueron leves, como si estuviese dándoselos en sueños, como si tuviera una culpa que purgar.”

Anuncios

2 comentarios el “EN EL CORAZÓN DE DONNAFUGATA

  1. No hay que tentar al diablo ni al deseo, seguramente.

    Un saludo, magnífica novela y magnífica película también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s