ROMEO Y JULIETA

Que conste que ellos hicieron todo lo posible por estar juntos (a Romeo y Julieta me refiero), pasando por encima de la enemistad de sus familias; es verdad que Julieta protestó por el nombre de su amado: “Mi único enemigo es tu nombre. (…) Romeo, quítate el nombre y, a cambio de él, que es parte de ti, ¡tómame entera!”; y que él le dijo: “Te tomo la palabra. Llámame «amor» y volveré a bautizarme: desde hoy nunca más seré Romeo.” Lo tenían difícil, y solo pudieron amarse durante una única y breve noche, antes de que Romeo saliera desterrado para Mantua por haber matado a Tebaldo, primo de Julieta.
Después, ante la noticia de su inminente matrimonio con Paris, ella acude desesperada a ver a Fray Lorenzo, que le proporciona el bebedizo que la hará parecer muerta a los ojos de todos; el plan era que al despertarse en el panteón de los Capuletto, Romeo la estuviera aguardando para llevarla a Mantua con él.
Pero las cosas salieron mal, y la carta de Fray Lorenzo no llegó a tiempo, y Romeo, creyendo muerta a su amada, ingirió un potente veneno que acabó con su vida, y Julieta, al despertar y ver a su amado muerto a su lado, también ella se quitó la vida con un puñal.
Descubierta la tragedia, los Montesco y los Capuletto se lamentan y acaban por reconciliarse.
“Una paz sombría nos trae la mañana”, dice el príncipe al final.
Pero nada hubiera podido impedir este desenlace, porque el destino de estos amantes estaba desde siempre escrito en las estrellas.

Anuncios

2 comentarios el “ROMEO Y JULIETA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s