“EL ARTE DE LA FICCIÓN”, Edith Wharton (Ed. El Barquero)

Arte-ficcion

CONTAR ES ELEGIR

“Todo acontecimiento, por limitado que sea, que se intenta relatar, se encuentra necesariamente acompañado de detalles cada vez menos pertinentes y rodeado de una masa de hechos irrelevantes de los que el narrador puede verse inducido a dar cuenta, simplemente a causa de un azar de proximidad en el tiempo o el espacio. Hacer una elección entre todo este material es el primer paso para conseguir una expresión coherente.” (pág. 20)

EL MATERIAL DE LA ESCRITURA

“El intento de restitución de cualquier fragmento de vida en pintura o escultura presupone una transposición, una “estilización”. Representar con palabras es mucho más difícil porque la relación entre el modelo y el artista es muy estrecha. El novelista trabaja con el mismo material del que está hecho el objeto que trata de representar. Para expresar el alma, debe utilizar los signos que el alma usa para expresarse. Es relativamente fácil separar la visión artística de un objeto de su compleja y enmarañada actualidad si hay que verlo de nuevo en pintura, mármol o bronce; es infinitamente difícil representar una mente humana cuando uno emplea la misma arcilla verbal con la que el pensamiento es formulado.” (pág. 25)

ESE OTRO YO

“No cabe duda de que en estos tiempos de “aceleración” general, la teoría de la “inspiración” es seductora incluso para los que no buscan el triunfo fácil. Ningún escritor ─especialmente al principio de su carrera─ puede evitar ser influido por la calidad del público que le espera; y el joven novelista puede preguntarse para qué sirven la experiencia y la meditación cuando sus lectores son tan incapaces de proporcionárselas. La respuesta es que nunca dará lo mejor de sí, sino para ese otro yo con quien el artista creativo está siempre en misteriosa correspondencia y que, felizmente, tiene una existencia objetiva en alguna parte y algún día recibirá el mensaje que se le envía, aunque el emisor puede que no lo sepa nunca. En cuanto a la experiencia, intelectual y moral, la imaginación creativa puede sacar un gran partido de poca cosa, siempre y cuando permanezca suficiente tiempo en el pensamiento y se reflexione suficientemente sobre ella. Un corazón roto proporcionará muchas canciones al poeta, y un considerable número de novelas al novelista. Pero tienen que tener un corazón capaz de romperse.” (pág. 28)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s