CON LA MIEL EN LOS LABIOS

ROBERT LOUIS STEVENSON
Robert Louis Stevenson, en Nota sobre el realismo comienza afirmando que la pasión, la sabiduría, la fuerza creativa y la habilidad para proponer intrigas, son cualidades con las que nacemos; y que en cambio, el estilo, que es la impronta inconfundible del maestro, y que consiste en el uso preciso e inteligente de estas cualidades, sí se puede mejorar.
Y para comprobar hasta qué extremo confluyen en él técnica y talento no hay que irse a obras suyas de sobra conocidas como El diablo de la botella o La isla del tesoro, por citar algunas; basta leer en otro de sus ensayos, Charla sobre la novela, esta simple evocación del recuerdo de algunos pasajes de novelas que en su casa se leían en voz alta durante su infancia: “De uno de ellos conservo un recuerdo un poco impreciso; una casa grande y oscura en la noche, y unas personas que suben a tientas las escaleras, a la luz que se filtraba por la puerta abierta de la habitación de un enfermo. En otro, un amante abandona el baile y pasea por un parque fresco y húmedo desde donde puede observar las ventanas iluminadas y las figuras de los bailarines al moverse. En el último, un poeta que había estado discutiendo trágicamente con su mujer recorre la playa en una noche tempestuosa y presencia los horrores de un naufragio”.
¿A que nos deja con la miel en los labios y nos gustaría que continuaran estas historias, seguir leyendo más?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s