¿QUIÉN SOY?

Tuve un problema con mi amiga A., que ocasionó un enfriamiento de nuestras relaciones y el surgir de una mutua y creciente antipatía; y día a día, a medida que aumentaba la distancia entre las dos, la iba despojando de todas las máscaras con las que a mis ojos se adornaba, hasta que al fin se me apareció desnuda, y huí espantada de su fealdad. Después, una tarde en que me estaba contemplando en el espejo me sorprendió la extrañeza con que percibía mi propia imagen, y descubrí horrorizada que cada vez mi rostro se parecía más al de A., hasta el punto de parecerme idénticos. Y entonces me pregunté si no estaría yo confundida pensando que A. era A., y no yo misma, y si no sería esa la razón por la que me resultaba tan insufrible su presencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s