MISS LONELYHEARTS

MISS LONELYHEARTS

Miss Lonelyhearts no puede con su vida, así que difícilmente va a poder con las de los demás, con todas las de esa gente desgraciada que le escribe contándole sus problemas, que no tienen solución, como el de Desesperada o el de Harta de Todo. Dios debería existir. Pero no. Y si alguna vez cae en la tentación de pensar que sí, ahí está Shrike, vigilante, para ponerlo en solfa y ridiculizarlo. Dios, el miss Lonelyhearts de todos los miss Lonelyhearts del mundo. Y lo malo es que no hay escapatoria. Pero no se puede vivir entre tanta miseria. El mundo necesita amor. Y cuando, ya él mismo convertido en Cristo, se abalanza sobre el tullido para abrazarlo, a este, que venía con la intención de matarlo porque pensaba que había intentado violar a su mujer, se le dispara la pistola que traía envuelta en un papel de periódico, y ambos se desploman cayendo escaleras abajo. ¡Oh, pobre Miss Lonelyhearts!, que muere de una muerte grotesca, tan absurda y falta de sentido como la propia vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s