PROBARSE

En el duermevela de justo antes del despertar me vienen imágenes de ayer y de mi paseo con unos amigos por la feria del libro. De pronto, me veo en una tienda de ropa en la que me había metido justo antes de llegar para refugiarme de un repentino chaparrón. Cojo una prenda, pero resulta que hay cola para el probador, y pienso que, aprovechando que estoy en un sueño, mejor me desvisto allí mismo, delante de la gente. Aunque no. Bien pensado, lo que de verdad yo quiero es probarme de verdad y mirarme en un espejo de verdad.Y en estas ya ha escampado, suelto la prenda, y salgo a la tarde recién mojada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s