EL TALENTO DE MR. RIPLEY

PATRICIA HIGSHMITH

El padre de Dickie Greenleaf quiere que su hijo abandone sus escarceos con la pintura y vuelva a Nueva York a hacerse cargo del negocio familiar, y para intentar que regrese comete el funesto error de contratar a Mr. Ripley. ¡Más le hubiera valido no haberlo hecho!
Dickie reside en Mongibello, muy cerca de su amiga Marge que, a su vez, hace sus pinitos como escritora, y la Higshmith, por boca de Ripley, no pierde la oportunidad de hacernos saber lo que opina de ella:
«Marge dijo que no tenía ganas de ir con ellos a San Remo. Estaba en plena “racha” y no quería interrumpir el libro. Marge trabajaba de un modo desordenado, sin método, pero siempre alegremente, aunque a Tom le parecía que la mayor parte del tiempo lo pasaba metida en un atolladero, como decía ella, soltando una risita. Tom sospechaba que el libro sería malísimo. Había conocido a varios escritores y sabía que un libro no se escribía de aquella manera, a la ligera, pasándose la mitad del día tumbada al sol en la playa, preguntándose qué habría para cenar. De todos modos, se alegró de que la “racha” de Marge le impidiera ir a San Remo.»
En fin, que Ripley se marcha a San Remo solo con Dickie, como él quería.
Y a partir de aquí, ya no puedo contar más, y quien quiera saber cómo sigue la historia que se lea la novela.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s