LIMPIEZA

Lo primero que me asalta nada más entrar en mi cuarto de baño es la visión caótica de una cantidad desmesurada de botes de diferentes tamaños y colores. La verdad es que no me puedo quejar; tengo a mano un buen surtido de geles, champús, cremas nutritivas, bronceadores, sérums, tónicos, perfumes, leches limpiadoras, y no sé cuántos productos más. De repente, me agobio, y tengo la sensación de que llevo viéndolos ahí toda la vida, como si fueran imperecederos y no se gastaran nunca. Lo que pasa, me digo, es que eres una novelera, y no usas más que lo que acabas de comprar, y al resto que le den. En mi armario, idéntico panorama. Jerseys, blusas y abrigos se acumulan en él sin esperanza de redención posible. Y en cuanto a libros, me urge hacer un escrutinio y deshacerme de los que desde hace tiempo duermen ya el sueño de los justos, que no creo que vuelva a abrir nunca más. Me hago el propósito de ponerme manos a la obra en cuanto pueda, y deshacerme de lo que me sobra. Bolsas y bolsas que, según el caso, irán directamente a la basura o a los contenedores de reciclaje. ¡Qué afán por liberar el espacio y contemplarlo todo limpio y despejado! Algún sabio dijo que envejecer era un irse despojando de lo superfluo. En eso estamos.

Anuncios

4 comentarios el “LIMPIEZA

  1. Lo que cunetas del cuarto de baño debe de ser genral. Mi hijo asegura que nota el carácter invasivo de su hermana las esasas temporadas que pasa aquí (ella vive en París) porque él tiene en su cuarto de baño sólo un desodorante, un cepillo de dientes y un mínimo equipo de afeitado, con una encimera bien despejada… hasta que viene “la nena” y se convierte en el caos que tú retratas. ¿Cuestión del eterno femenino? ¿Es machismo decir eso?

    Respecto a los libros, nunca digas que jamás voloverás a abrir uno de ellos: puedes echar de menos el libro desechado. Al autor le dan el Nobel, lees un artículo sobre dicho libro… mil factores pueden ponerlo en órbita.

    Saludos desde Granada,

    AG

  2. drigutcar dice:

    Uno.-Lo de comprar y poseer muchas cosas tiene más que ver con el consumismo que con el sexo. Ahora bien, es verdad que muchas mujeres nos pirramos por la cosmética.
    Dos.-Dame un consejo. ¿Qué hago, por poner un ejemplo, con las enciclopedias, que ocupan tanto sitio y que no utilizo?
    Saludos.

  3. Respecto a las enciclopedias: consérvalas. Son herramientas del conocimiento de la era predigital, algo así como las flechas de silex del neolítico. Valor incalculable.
    AG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s