DEPRESIÓN

Para el ánimo del deprimido, lo peor es la mañana, el día aún como un buque sin rumbo, ese tiempo vacío que lo convierte en funambulista de las horas, que tendrá que atravesar poco a poco, en la esperanza del protector manto de la noche, que aplaza su condena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s